logos-juntos2

El valor de la vida en el ámbito laboral

Comentarios sobre informe diagnóstico y propuesta CAE del INSHT

 

El pasado mes de febrero, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) publicó un artículo como avance del trabajo de la elaboración de dos nuevas Notas Técnicas sobre Coordinación de Actividades Empresariales (CAE en adelante), con el objetivo de, por un lado, estudiar el proceso de la CAE con el fin de detectar sus puntos críticos y, por otro, proponer buenas prácticas, basadas en experiencias reales, que faciliten dicho proceso y puedan servir de referencia a las empresas de nuestro entorno.

Desde la perspectiva que nos da más de 25 años en el mundo de la Prevención, nos complace observar coincidencias con el principal órgano consultivo en esta materia a nivel nacional.

Valorando muy positivamente la visión global de lo que se “adelanta” en este artículo a modo de “aperitivo”, nos gustaría aportar nuestro granito de arena de forma constructiva y como especialistas reconocidos en esta materia de CAE.

Encontramos muy novedosos y acertados los siguientes puntos:

  1. La concepción de CAE “interna” entre los propios departamentos de las compañías, enriqueciendo notablemente el común entendimiento de CAE como instrumento limitado al ámbito de relación entre empresas ajenas.
  2. Igualmente coincidimos en que la labor de “campo” es vital y debería ser lo prioritario en nuestras agendas por encima de las gestiones meramente documentales.
  3. Resulta clarificadora e ilustrativa la diferencia entre los riesgos específicos “a terceros”, separado de los riesgos propios de la actividad contratada (Evaluación de riesgos).
  4. Muy acertada la vinculación entre documentación y control de acceso, si bien más adelante introduciremos valoraciones más globales de estos requerimientos.
  5. La reseña de que toda la información intercambiada llegue al destinatario final (trabajador) es el hito a considerar de máxima importancia y sería el “documento” por excelencia a solicitar.

Una vez resaltados estos puntos avanzados del informe pudimos ahondar en los problemas que han llevado a esta situación, en ocasiones “absurda y desmedida” con respecto a la CAE y al control documental en Prevención de Riesgos Laborales y en otras áreas.

Nace así una primera reflexión a plantear sobre ¿Por qué se entiende al Departamento de PRL como principal “recaudador” de información sobre las empresas concurrentes, abarcando casi siempre documentación más allá de la propia materia (Ej.: laboral, contractual, fiscal, seguridad social, etc.)?

A nuestro modo de entender habría varias razones que han conducido a este planteamiento que ahora nos esmeramos en “corregir” (tras advertir que estamos colapsados y cada día con menos tiempo por nuestras tareas preventivas).

  1. La Administración, en especial la I.T.S.S. y otros órganos (Agencia Tributaria,…) en su gestión, basan prácticamente la totalidad de sus actos en requerimientos al titular principal sobre todo tipo de documentación de la cadena de producción haciéndolas “garantes” y otorgándoles responsabilidades “subsidiarias” en aspectos tan alejados a la Prevención de Riesgos Laborales como pueden ser: seguros sociales, pagos de nóminas, corriente de pagos con Agencia Tributaria, etc. Esta fórmula creciente se extiende generalmente, por la propia imposibilidad controladora de dichos organismos que encuentran así una vía fácil y segura de vigilar (recaudar) el control de los deberes de cualquier participante en la cadena. Es decir, nos convierte en “policías” de sus propios requerimientos institucionales.
  2. En ocasiones también debemos de asumir que algunos técnicos de Prevención de Riesgos Laborales, por distintas razones (falta de conocimiento de otras tareas preventivas, confusión en el alcance sus deberes, falta de otros cometidos más “preventivos” o simplemente por mandato directo de su organización), se han erigido en fiscalizadores documentales. Así, lo que comenzó siendo una comprobación de los “pocos” documentos preventivos de empresas se fue incrementando a trabajadores, maquinas, a todo tipo de áreas de control, etc., sin vislumbrar que el exceso de “celo” traspasa tanto sus obligaciones como su tiempo disponible.
  3. También lleva a este punto la poca valoración que algunos empresarios tienen de su personal en PRL, es fácil “extender” internamente a este equipo, a través del “ya que”, el resto de control documental que como empresario se debe garantizar en todos los demás aspectos.

Por lo tanto, y reconociendo el origen y estado actual, propongo, además de las acertadas indicaciones de INSHT, que se tenga en cuenta también:

  1. Se promuevan acciones encaminadas a mejorar la valoración de la técnica en PRL, siendo nosotros desde dentro quienes hemos de promover estos cambios ayudados externamente por indicaciones de organismos consultivos oficiales, para así focalizar nuestro esfuerzo y tiempo a los verdaderos procesos preventivos que son eficientes.
  2. No hay que olvidar sin embargo que, sea cual sea el límite de documentación que abarquemos, la tecnología actual proporciona herramientas (plataformas informáticas en la nube, etc.) capaces de facilitar el trabajo más “administrativo”, mejorando el resultado final y favoreciendo tanto al que debe de aportar como al que controla, ordena, etc. Eso sí, este soporte debe ser manejado por profesionales de la PRL, para darle el sesgo que nos incumbe y que nos ayude a “producir” eficientemente.

Por último, sólo queda indicar que echamos en falta la participación en este grupo de trabajo de empresas especialistas en CAE como fuente de conocimiento capaces de enriquecer, no sólo del punto de vista del “titular” o de la administración, sino de los técnicos de campo y en representación de la cadena de producción externalizada. Sólo así se podrán dibujar soluciones completas y que satisfagan todas las necesidades siendo consensuados los límites de la gestión documental y también los fines eficaces de la CAE.

Con todo, esperamos impacientes nuevos avances que nos sirvan de foco y guía en esta materia con mucho recorrido aun por andar.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

SMDos / eGesdoc

SMDos / eGesdoc goza de gran prestigio por su especialización (Coordinación de Seguridad y Salud, Safety Management, Control de Accesos, etc.) y por sus servicios de gestión documental a través de eGesdoc.

 certificados nuevos

Descarge nuestra app:

Disponible en Google Play 

Datos de Contacto

C/ San Vicente 3
28220 Majadahonda (Madrid)

eGesdoc

Tlf:   +34 902 907 236
        +34 91 290 16 67

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

SMDos

Tlf. +34 902 102 495
      +34 916 391 503

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

@2018 SMDos. SMDos es una marca registrada de Studios Medos Dos, S.L. Protección de Datos. Aviso Legal. Todos los derechos reservados