logos-juntos2

El valor de la vida en el ámbito laboral

A raíz de la muerte del torero Víctor Barrio días atrás, se han vuelto a desatar más polémicas debido a ciertos comentarios puntuales sobre el apoyo/defensa de los animales vs “alegría” de la muerte de un ser humano (torero).


No quisiera abordar en este sentido la opinión de este artículo, sino que me viene a la mente la disfunción (hipocresía) que vivimos en la sociedad “occidental”, con respecto al valor y apreciación de la muerte, según fallecido y según entorno.
Para ello debemos de acotar el término de “riesgo socialmente aceptable”, que a continuación definiremos y que incluso ha dado lugar a sentencias donde se expone este término, para intentar “aclarar” criterios de una sociedad “desarrollada”, ante ciertas “fatalidades”.

Evidentemente las normas legales/técnicas de una sociedad están (deberían estar), en consonancia con los límites que dicha sociedad entiende como tolerables/intolerables. A nadie se le escapa que los niveles de seguridad en sociedades menos desarrolladas, donde sobrevivir diariamente ya es un éxito (hambruna, enfermedades, violencia, guerras, etc.), no tendría sentido perseguir otras cotas de protección (vial, laboral, …) cuando las primeras son difícilmente alcanzables.


Por lo tanto, el planteamiento de vida/muerte y ante riesgo tolerable/intolerable, dependerá inicialmente del desarrollo del entorno donde se adscriba dicha operativa que genera el riesgo a considerar.
Aunque parezca que se trata de un rango entre mundos desarrollados o tercermundistas, nada más lejos de la realidad, pues expondré a continuación que también dentro de una misma sociedad “avanzada” (española) manejamos criterios muy diferentes frente a la muerte por accidente.


Así la sociedad, y por qué no decirlo, cada uno de nosotros, experimentamos la presión social del cumplimiento normativo en ciertos ámbitos cotidianos (laboral, vial, civil, …). Cualquier exposición al riesgo por encima de los límites normalizados, conlleva automáticamente unas responsabilidades tipificadas y sancionadas desde lo administrativo, pasando por lo civil y en ocasiones por lo penal (accidente de tráfico, laboral…).

El valor de la vida se incrementa en las sociedades desarrolladas haciendo necesario “asegurar” no sólo la vida en sí, sino incluso el bienestar (ergonomía, psicosociología, …) del ciudadano y en especial del trabajador.

Esto es así en los sectores productivos tradicionales ¿Pero qué ocurre por ejemplo con el riesgo en actividades lúdicas?
Aquí, el baremo se relaja y abandona, (incluso lejos de sancionar o impedir), valorando positivamente la exposición al riesgo del sujeto, llegando la sociedad a rendirle pleitesía y o incluso a pagar por ello (los romanos en el circo al menos iban gratis)!!
¿Cómo es posible que piloten motos, niños de 16 años?
¿Cómo es posible que se permita exponerse en el circo sin redes, protecciones, …?
¿Cómo es posible que se permita enfrentarse a toros, a riesgo de muerte?

Podríamos continuar con muchísimos más ejemplos donde nosotros, es decir la SOCIEDAD, transformamos la existencia del riesgo en algo admitido y valorado. Es más, si se produce un fatal accidente, lo entenderíamos como justificado debido a:
1. Es/era un especialista
2. Eligió este oficio
3. Se pagaba muy bien el riesgo

Que yo sepa son aspectos comunes a muchas profesiones (excepto el tercer punto) y no por ello se nos permite (lógicamente) gestionar el riesgo y menos en acciones “innecesarias” (espectáculos de riesgos).
Por lo tanto, seamos sinceros: No todas las muertes valen lo mismo y el riesgo socialmente tolerable “adopta su máxima permisividad” cuando el mundo del espectáculo aparece. En esto, desgraciadamente, nos diferenciamos dentro del reino animal. Ningún animal alienta, promueve y “bendice” el riesgo “gratuito” que las sociedades “desarrolladas” potenciamos cada día más en nuestro ocio.
Habrá que ser más “animales”, ¿no?

En el gráfico siguiente y sin ninguna base científica que soporte los números y porcentajes me sirvo para aclarar estos escenarios en el propósito de “despertar” conciencias e incitar a la reflexión colectiva a la espera de que rompamos los criterios tradicionalistas y seamos “activos” y coherentes tomando la Prevención como base cotidiana.

 

SMDos / eGesdoc

SMDos / eGesdoc goza de gran prestigio por su especialización (Coordinación de Seguridad y Salud, Safety Management, Control de Accesos, etc.) y por sus servicios de gestión documental a través de eGesdoc.

 certificados nuevos

Descarge nuestra app:

Disponible en Google Play 

Datos de Contacto

C/ San Vicente 3
28220 Majadahonda (Madrid)

eGesdoc

Tlf:   +34 902 907 236
        +34 91 290 16 67

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

SMDos

Tlf. +34 902 102 495
      +34 916 391 503

Fax: +34 902 102 489

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

@2015 SMDos. SMDos es una marca registrada de Studios Medos Dos, S.L. Diseño web Azaelia. Protección de Datos. Aviso Legal. Todos los derechos reservados